domingo, 5 de agosto de 2012

Alex Fábregas y la hipocresía


Yo que amo Cataluña, que me encanta, que me parece una tierra preciosa y que cuando he ido me han tratado estupendamente y que tengo amigos catalanes, me escandalizo con las declaraciones del jugador de hockey, Álex Fábregas, que ha dicho en Twitter: Juego con España porque no queda otra opción.
Yo que respeto todas y cada una de la opciones políticas y defiendo el derecho de todos a decir lo que piensa, lo que quiera, lo que le de la gana, lo que no soporto es la hipocresía.
Entiendo perfectamente y respeto que Álex Fábregas no le apetezca, no quiera o no le ilusione jugar con la selección española de hockey, pero lo que no aguanto es que diga una cosa y haga lo contrario.
Álex, si te queda otra opción. Si. Te queda la opción de no jugar. Te queda la opción de dejar jugar a otro chaval que si tenga ilusión y ganas de hacerlo.
Fijate, Alex, que sencillo.
Ah, y algo que aconsejaría al entrenador de la selección española de hockey es que no vuelva a llamar a Alex, pero no por exclusión, sino porque no se puede permitir jugar en una selección a una persona que no quiere, no le apetece y no le ilusiona.

No hay comentarios: