miércoles, 14 de abril de 2010

El CGPJ

Miren ustedes que cosas tenemos que escuchar y leer, resulta que el Consejo General del Poder Judicial, que en adelante llamaremos simplemente CGPJ, ha expresado su "preocupación y tristeza" ante "las diversas manifestaciones que de forma sistemática vienen produciéndose atacando la actuación jurisdiccional del Tribunal Supremo" en relación con la causa abierta al juez Baltasar Garzón.
El CGPJ hace referencia, "de manera especial", a las declaraciones hechas este martes "por personas que han ocupado destacadas responsabilidades en instituciones básicas del Estado", en alusión a la intervención de, entre otros, el ex fiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo en el acto en defensa de Garzón organizado por UGT y CC.OO. en la Universidad Complutense de Madrid con el amparo del rector, Carlos Berzosa.
Miren ustedes señores del CGPJ, yo pensaba que aquí en este país llamado España existía la bien conseguida libertad de expresión que consagra nuestra Constitución en su artículo 20 que reconoce y protege los derechos a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción, que además nos ha costado mucho conseguir.
Claro que como los señores del CGPG no son tontos y mejor que nadie conocen la ley es por lo que sueltan así como el que no quiere la cosa la parrafadita “sin perjuicio de recordar la legitimidad de la crítica a las resoluciones judiciales”, para luego decir la chorrada de que “el descrédito hacia el propio Estado de Derecho que producen las anteriormente referidas no resulta tolerable”. ¿Cómo que no resulta tolerable?.
Coño, señores del CGPJ, si ustedes ven algún delito en alguna de las frases dichas por alguien en la Universidad Complutense se van directamente al juzgado de guardia sin pensárselo y si no protesten todo lo que les dé la gana, pero si salimos muchos protestando por lo que ustedes digan, se fastidian.
Por lo visto en este país uno puede hablar, comentar o referir todo lo que diga o haga cualquier españolito desde el rey hasta el último mono, pero si a alguien se le ocurre hablar o criticar a los a los señores jueces, se ponen histéricos y muy nerviosos, bueno a algunos jueces porque a otros lo ponen verde y no pasa nada.

No hay comentarios: